Borge y un nuevo problema: el medio ambiente

Por Gabino Fraga.

Desde hace varios meses es bien sabido que Roberto Borge, actual gobernador de Quintana Roo, ha recibido buena cantidad de acusaciones en su contra por malos manejos en su administración.

Hace unos días salió a la luz una que era, prácticamente, un secreto a voces: los problemas ambientales que le dejará a su sucesor. Uno de ellos, y tal vez el más grave, es la presión inmobiliaria que hay para desarrollar proyectos turísticos en una de las áreas natulares protegidas más hermosas de México: Yum Balam, justo donde se encuentra la Isla de Holbox.

¿Y Dragon Mart?

Pero ahí no acaba la cosa. ¿Se acuerdan del polémico proyecto Dragon Mart Cancún? Sí, ese que inició el ex Gobernador Félix González Canto. Pues Borge tomó la decisión de retomarlo. Peor aún: ofreció garantías a inversionistas, con quienes “pactó” un desarrollo con 722 viviendas, 3 mil locales y 20 naves comerciales. Todo esto sobre…terrenos forestales.

Y a pesar que el proyecto fue clausurado de manera total el año pasado por la Profepa, el daño es visible: 200 hectáreas devastadas y modificadas en su totalidad por la mano del hombre. Áreas federales que conformaban buena parte del tesoro natural de la zona sur del país.

Los habitantes de Quintana Roo, y en general todos los mexicanos, hoy podemos ver cómo una mala gestión desde un escritorio puede alterar el ecosistema de todo un país.

Pero…¿hasta cuándo permitiremos esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *